sábado, 13 de diciembre de 2008

Palabras que brillan

Un hombre había pintado un lindo cuadro.

El día de la presentación al público,
asistieron las autoridades locales, fotógrafos,
periodistas, y mucha gente, pues se trataba de un
famoso pintor, reconocido artista.

Llegado el momento, se tiró el paño que revelaba el cuadro.
Hubo un caluroso aplauso.

Era una impresionante figura de Jesús tocando suavemente
la puerta de una casa.
Jesús parecía vivo.
Con el oído junto a la puerta, parecía querer oír
si adentro de la casa alguien le respondía.

Hubo discursos y elogios.
Todos admiraban aquella preciosa obra de arte.

Un observador muy curioso, encontró una falla en el cuadro.
La puerta no tenía cerradura.Y fue a preguntar al artista:
"Su puerta no tiene cerradura, ¿Cómo se hace para abrirla? "

"Así es," respondió el pintor.
"Porque esa es la puerta del corazón del hombre,
sólo se abre por el lado de adentro"


11 comentarios:

Juan dijo...

Hermoso cuadro, Silvia Cristina.

El corazón del hombre amoroso se encuentra siempre en contacto con el Señor, por lo tanto su amor lo expande a todos los que le rodean.

Un abrazo.

Hada Saltarina dijo...

No me esperaba ese final de la historia y me ha encantado. Besos, Silvia Cristina

Rio Oria dijo...

Siempre es el corazón, o casi siempre, el que manda;por lo menos en mi caso. Lo importante es no tener llave y mantenerla siempre abierta; aunque a veces se te cuele alguien no grato.
Un abrazo
Olalla

José Ignacio dijo...

Si lo dijo el pintor debe ser así.
Yo desde luego no lo hubiera preguntado pensaría que esta muy hacia el centro y es una forma de la madera.
Partiendo de la respuesta es dificil contestar.
RIO ORIA es, por suerte, arriesgada y prefiere encontrarse al no buscado dentro y después invitarle a salir.
A mi me gusta la idea, pero no se si por si las moscas le pondría una mirilla.
Bsos.

Manuel de Santiago dijo...

Dios nos quiere tanto que no entra si no le dejamos. El amor respeta siempre la libertad, porque no fuerza. Espera y confía.
Tambièn el Infierno está cerrado por dentro. El odio no quiere abrir la puerta.
La libertad es en don.
Un saludo.

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Adviento, Este es justo el tiempo para tener presente este cuadro. Estar atentos para abrir el corazon esta navidad y dejar pasar a jesus, que quiere nacer en el.

Muy hermoso.

Un abrazo navideño, Teresa

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola guapa! Preciosa imágen y bonito relato...

Te dejo un abrazoo grande y como siempre te sigo...

anamorgana dijo...

Muy hermoso. El corazón solo se abre por dentro. Acertado, aunque parece que a muchos se les olvidó como se abre. Saludos
encantada de haber pasado por aqui
anamorgana

Madame Black dijo...

hola,


Como esta?

vengo a visitarla ejejje


despues de un buen tiempo sin
verla...

Saludos


que pase una feliz navidad=)

un beso grande




Atte. Samantha...

Lidia M. Domes dijo...

Muy lindo relato...

Así es, el corazón no tiene cerraduras, sólo brilla cuando lo dejamos!!!

Abrazos!!!

Lidia

Laura de Nava dijo...

Hermoso Silvia... Tremendo mensaje el recordarnos que solo nosotros tenemos el poder de dejarlo entrar en nuestras vidas y que el paciente espera por nosotros la respuesta a su llamado. Hermoso tu blog. Gracias por tu visita al nuestro y espero no te moleste el que te coloquemos entre nuestros blogs amigos. Un abrazo fraternal.