viernes, 2 de noviembre de 2007

Madre Teresa de Calcuta


Para el mes de todos los difuntos, y en unión con su silencio,
ofrezcamos a Dios muchos actos de silencio.
Debemos ser extremadamente cuidadosos y gentiles cuando ayudamos a los moribundos.
Hagamos que la misericordia de Dios sea muy real a la hora de ayudar a los moribundos, para que se pongan
en las manos de Dios con total confianza.

Extraído del Libro: Los Cinco Minutos de la Madre Teresa
Un diario de reflexiones, oraciones y anécdotas
recopiladas por el P. Angelo Scolozzi.
Editorial Claretiana

Fotografía: Silvia Cristina

1 comentario:

Miri dijo...

Todas sus palabras fueron precisas y claras, Nos dejó un legado y un recuerdo invvorrable.
Te dejo un beso muy grande y las gracias por pasar por mi blog.
En estos momentos tengo algunos inconvenientes con la pc pero ya te visitaré seguido.
Te djo en beso muy grande.