jueves, 13 de septiembre de 2007

Salmo 121 (120) Dios no te faltará



El peregrino a Jerusalén está pensando en las dificultades del viaje;
el camino difícil, el calor del día, quizá en los peligros de parte de ladrones.
Pero sabe que Dios ya está con él y que lo acompaña en el viaje.
Dirijo la mirada hacia los montes:
¡de dónde me vendrá la ayuda?
Mi auxilio me viene del Señor,
que hizo el cielo y la tierra.
No deja que tu pie dé un paso en falso
no duerme tu guardian
jamás lo rinde el sueño o cabecea
el guardián de Israel.
El Señor es tu guardián,
es tu sombra protectora;
durante el día , el sol no te hará daño
ni la luna de noche.
Te preserva el Señor de todo mal
y protege tu vida;
él te cuida al salir y al regresar,
ahora y para siempre.

Extraído de: La Biblia Latinoamérica

7 comentarios:

Anónimo dijo...

es divino me encanto, me hace sentir segura

chela dijo...

me da mucha paz y seguridad

Anónimo dijo...

me da mucha fe en estas rendidas

Anónimo dijo...

Es el SEÑOR el rey de reyes y el señor de señores, con el estaré siempre protegida y segura, bendito y alabado sea pie siempre , gloria y alabanza al señor, amen.

Anónimo dijo...

Este salmo hoy cambio mi vida me hizo recordar y reencontrarme con Dios quien es todo poderoso y que nunca nos abandona!

Anónimo dijo...

Que hermoso...

Anónimo dijo...

Gracias Dios mío por todos tus beneficios y favores por tu infito amor y misericordia eres nuestro señor y dador de vida gracias infinitas