lunes, 2 de mayo de 2011

La felicidad (2)


La felicidad pudiera definirse como un estado mental de plenitud y de paz interior en sintonía con nuestro entorno.

La felicidad implica aceptación, autonomía, equilibrio, confianza, flexibilidad y desapego, sin dependencias ni hábitos adictivos que esclavicen nuestras emociones y condicionen nuestros comportamientos. De esta manera, la felicidad es consecuencia de la libertad y de la opción de ser uno mismo, haciendo las cosas de corazón y no porque nos sintamos obligados a llevar a cabo un rol social determinado para agradar y recibir aprobación, dejando a un lado aquello que más deseamos para sentirnos a gusto con nosotros mismos, siempre desde el respeto hacia nosotros y hacia los demás.

En la felicidad respiramos con nuestras circunstancias, sintiendo como cada momento nos expande en la serenidad del ser, fortaleciéndonos en la adversidad y conociéndonos a nosotros mismos en la superación de los obstáculos, consecuencia inevitable del avance en el cambio.

La felicidad permite ser y dejar ser, fluir y dejar fluir aceptándose a uno mismo y a los demás en la plena confianza en el instante, fugaz y efímero, y liberándose del miedo a lo desconocido e imprevisible. La total apertura a lo que nos trae cada momento deja atrás la resistencia a lo que es y nos abre a recibir la lección de nuestra alma.

Fuente: María Jesús Verdú Sacases_brisademociones.blogspot
Fotografía: Silvia Cristina

7 comentarios:

mirta dijo...

hola hermana 2 de mayo no lo podre olvidar mientras viva en mis retinas tengo una imagen muy fea besos

celebrador dijo...

Hola Silvia, qué duada cabe de que los pensamientos influyen en ese tema, pero (para mi)la felicidad es claramente un sentimiento, creo, sospecho, me "paice"...

Abrazotes zaraGozanos

La Gata Coqueta dijo...


Con mi afecto para ti querida amiga!!

L a fantasía se va haciendo llegar
A taviada de amena evocación

G ranjeando atenta lo positivo
A trapando los sentimientos en ello,
T rinos y halagos se hacen sentir
A cariciando y dejándose acariciar

C ual paso de una fugaz cometa
O ndeando sus esperanzas al viento
Q uedamente pero sin pausa
U na estela de cariño va dejando
E ntretejida entre las rimas
T enaces en el empeño por crear
A mistades hiladas en armonía...

María del Carmen

Abuela Ciber dijo...

Buenisimo lo que has compartido.

Cariños

Lidia M. Domes dijo...

Está muy bien esto de ser felices...

de sentirnos plenos... y creo que tiene relación con dejar quieta a la mente con juicios, reclamos, rechazos.............

Un abrazo!

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Muchísimas gracias por publicar en tu espacio este artículo de mi autoría.

Lo escribí porque lo siento así y porque todos tenemos momentos felices.

Gracias por tu detalle y por ayudarme a difundir mis textos

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Querida Silvia:

Te he dejado un agradecimiento en:

http://zonailuminada.blogspot.com/2011/05/mas-agradecimientos.html