domingo, 28 de diciembre de 2008

¡¡¡ Feliz Año 2009 !!! Buena Suerte!!!


Te deseo... con esa FELICIDAD que es fruto del esfuerzo diario...

La gratitud es propia de las almas bien nacidas.

Por eso es justo que demos las gracias a Dios

de todo lo que nos está dando a diario

con manos largas y generosas.

El sol que acaricia nuestras mejillas,

el agua que refresca nuestros cuerpos,

el calor que vivifica, el trino del zorzal en la enramada,

la espiga del trigo candeal

que se balancea por el céfiro de la tarde...

Todo eso es don y regalo del buen Dios.

Las risas de los niños, el aroma de las flores,

el placer de la amistad, el afecto del hogar,

el amor de los esposos, la bandera de la patria,

el consuelo de la fe...

Todo eso es don y regalo del buen Dios.

Los minutos que transcurren, los días que se deslizan,

los años que se nos pasan, la salud y las fuerzas,

el trabajo y los descansos...todo eso es don de Dios.

Motivos más que suficientes para serle agradecidos.

Extraído del libro: Los cinco minutos de Dios
Autor : Alfonso milagro
editorialclaretiana.com.ar

16 comentarios:

Joan Pinardell dijo...

Feliz Año Silvia, que la felicidad te de la mano y te acompañe...

besos

Yuria dijo...

Esto de valorar lo que tenemos es mi primer propósito para el Año Próximo.

Me encantas Silvia, con tu fe y tu sencillez.

Y,gracias por esta felicitación, que, aunque sea para todos, me llega personalmente.

RAQUEL dijo...

Demos gracias por esta bendición de conocer lo que es la vida y, por otro lado, a partir de lo vivido y aprendido, proyectemos el nuevo año, con esperanzas, confianza y fé.

Silvia, Dios te ilumine y te ayude a encontrar el mejor sentido de este año nuevo que está por comenzar; para que puedas vivirlo con salud, trabajo y sobre todo con amor, änimo y gracia.


Un beso y abrazo enorme.

Hada Saltarina dijo...

Feliz Año Nuevo,querida Silvia Cristina!!! Y sí, es imprescindible dar gracias a Dios por todo. Besos

SILVIA dijo...

gracias silvia ,te deseo de todo corazon un 2009 lleno de amor y dicha ,que todos tus deseos se cumplan
FELIZ AÑO NUEVO ¡¡¡¡
besitos

M. Jose dijo...

Gracias Silvia por todo lo que nos deseas, eres un ángel de paz. Te deseo
Feliz 2009 con tus seres queridos
un abrazo
mj

Rio Oria dijo...

Te deseamos un feliz año nuevo en el que se hagan realidad tus anhelos. A ver si es verdad que el proximo año valoramos de verdad lo que tenemos cada uno. Un abrazo.
Olalla y Ramón

José Ignacio dijo...

Lo que tenemos o disfrutamos con normalidad nos parece tan habitual que solo lo valoramos cuando nos falta.
Es de humildes disfrutar las pequeñas cosas y tener puesta en Dios la confianza.
Que en el año que pronto comenzará puedas realizar tus inquietudes y esperanzas.
Con cariño.

Kenosis dijo...

Olá hermanita! Muy belo, tu post, tu blog! He encontrado su blog por el de Laura Nava. Me he gustado mucho! Soy desde Brasil y mi español no es la muy bueno. Visita mi bloguito. Ali hay un traductor y puedes leer, apesar de los traductores no son lá muy buenos... sonreisas...Deseole un Santo Ano Nuevo, lleno de Dios Amor y Sus Bendiciones. Besos en Jesús y María siempre!

" Silvia " dijo...

¡¡¡Muy Feliz Año 2009 !!!(disculpame la brevedad ,ando con prisa pero queria pasar a saludarte)Un beso enorme.

Abuela Ciber dijo...

Hermosos sentires y deseos, gracias!!!

Te deseo a tí y seres queridos un gran 2009, con sonrisas y alegrías que vengan desde el alma; lleno de amor, esperanzas, desafios y logros.

Cariños y hasta el año que viene!!!!

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Un abrazo enorme de año nuevo para ti mi querida amiga.
Que llegue cargado de bendiciones!!

Un beso enorme,

Susana-Agualuna

Catalina Zentner dijo...

Paso a decirte gracias por tus palabras de consuelo y desearte un año dichoso.

Abrazos,

andrea dijo...

Feliz 2009! tienes un sitio muy hermoso, es precioso tu escrito.
te pasaba a conocer, te seguiré leyendo.

Un Abrazo.

Colo dijo...

Que tengas un año colmado de momentos felices y de amor!

Muchos besotes

amigoplantas dijo...

Es curioso que haya que legar al punto de la mismísima agonía, o de un trastazo muy fuerte de la vida, para empezar a apreciar que el mismo aliento es un regalo invalorable