viernes, 26 de septiembre de 2008

Tócame....


Si soy tu bebé, por favor, tócame.

Necesito de tu caricia de una manera que tal vez nunca sepas,
tu cariño transmite seguridad y amor.

Si soy tu niño, por favor, tócame, aunque yo me resista, insiste,
por que estoy demostrando un modo de atender mis necesidades.

Si soy tu adolescente, por favor, tócame, no pienses que por estar
crecido, no necesito de tus abrazos cariñosos, de una voz tierna.

Cuando la vida se hace difícil, el niño que hay en mí te vuelve
a necesitar.

Si soy tu amigo, por favor, tócame, nada como un abrazo
afectuoso para saber que yo te importo.

Un gesto de cariño cuando estoy deprimido me garantiza
que soy querido, y me reafirma que no estoy solo, tu gesto
de consuelo tal vez sea lo único que yo consiga.

Si soy tu pareja, por favor, tócame, tal vez pienses que tu
pasión basta, pero son tus brazos los que detienen mis
temores.

Necesito de tu toque tierno, para recordar que soy amado
apenas porque yo soy yo.

Si soy tu hijo adulto, por favor, tócame, aunque tenga mi propia
familia para abrazar, todavía necesito tus brazos cuando me
lastimo.

Si soy tu padre, ya mayor, por favor, tócame, hazlo del mismo
modo que me tocaban cuando yo era pequeño y da calor a mi
cuerpo cansado con tu proximidad.

Mi piel, ahora marcada, necesita ser acariciada.

No tengas miedo, en cuanto puedas… tócame!!!

Autor Desconocido

Imágen cedida por: joseluisavilaherrera.

13 comentarios:

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ dijo...

Es precioso Silvia querida,y es verdad que siempre necesitamos el afecto,el tacto con los que amamos,es fundamental,a veces cuando somos grandes nos cuesta abrazar a nuestros padres,y eso lo lamentamos cuando no están,así que esto que haz puesto hoy me parece genial,es más hoy más que nunca abrazaré a los que amo,a todos,un abrazo amiga,no puedo abrazarte con mis brazos pero te aseguro que te estoy abrazando con el corazón!

RAQUEL dijo...

Bellísimo lo que has escrito, el poder de las caricias, de los abrazos, tan necesarios para demostrar que amamos, que consolamos, que queremos.
Un abrazo enorrrrme.
Feliz fin de semana

Silvia Gemini dijo...

Es hermoso ,no hay nada como un abrazo o una caricia en la cabeza o en la espalda de un ser querido para sentirnos que no estamos solos,y para darnos fortaleza. Gracias por visitar mis sitios y por tus lindas palabras .Que tengas un precioso fin de semana . Besos.

M.Jose dijo...

Es la necesidad de sentirnos amados, protegidos...llenos.
Es precioso este texto Silvia, es difícil no sentirse tocada interiormente al leerlo.
Un beso enorme
MJ

IGNACIO dijo...

El roce hace el cariño. En muchos casos solo una mano apoyada en un hombro cansado, una larga mirada correpondida, un silencio compartido o una lectura como la que nos propones.
Gracias por rozar nuestro corazón.
Un abrazo.

Lidia M. Domes dijo...

La compañía y el contacto ayudan a reconocerse y saberse querido...

Besos,

Lidia

Páginas de la Vida dijo...

Silvia Cristina estuve visitando tu blog y me parecio muy interesante.
Veo que sos devota de la Virgen de San Nicolas,ya que queda a pocos km de Rosario.
Te dejo un abrazo y espero visitarte mas a menudo.

Gracias!!!


Patry

Colo dijo...

Qué mensaje tan real! Cuánto bien nos hace a los humanos una caricia!

Gracias por compartir este texto!
Buena semana!
Besos

Joan Pinardell dijo...

Precioso amiga mia
Te felicito por compartir este texto
Me ha encantado si
besos

Hada Saltarina dijo...

Querida Silvia!

Gracias por "tocarnos" con tu cariño.

Un abrazo

Catalina Zentner dijo...

Conocía este texto, no me canso de admirar su profunda belleza.

Abrazos, AMOR, y mucha dulzura y paz en tu vida.

Juan dijo...

Tenemos falsos prejuicios de que no se debe besar a un padre o a un hermano. Todos necesitamos de una muestra de cariño, un beso, un abrazo, una caricia, una palmadita en la espalda pueden ser muy importantes para algunos que lo están pasando mal, o simplemente para demostrarles nuestro cariño.

Un abrazo.

Juan Antonio

Yuria dijo...

La necesidad del abrazo, Silvia.
Todos necesitamos sentirnos abrazados.

Un.... abrazo.