lunes, 15 de septiembre de 2008

No acumules...


No acumules en tu corazón
deseos de venganza,
instintos de mal.

Echalos afuera.

Perdona y olvida
lo que te hubieran
hecho de mal: en palabras,
actos y maldiciones,
calumnias e injusticias.

¡Olvídalo todo!.

Uno sólo ganará con tu perdón: tú mismo,
que liberarás tu corazón del peso de la
amargura y del odio.

Sé inteligente: perdona y olvida para ser feliz.

C. Torres Pastorino, "Minutos de Sabiduría",
6ta edición, 1987, Ediciones Paulinas, Caracas
Fuente:José Luis Dasilva N www.arrakis.es/~joldan/joseldas.htm
Imágen cedida por: Abedugu naturalezamaravillosa.

12 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Si, es una buena sugerencia, sólo que a veces no es tan sencillo...

Hay que buscar la forma de soltar,

tal vez sirva entragarle

esa energía a lo Superior (Dios)

o darnos cuenta que a veces

el enojo que nos causa

algo que está lejos, ya pasado,

no nos deja conectar

con el presente

y disfrutar la Vida en el AHORA...

Y si sentimos

que estamos castigando

a ese que nos dañó,

ya es hora de apreciar

que sólo nos dañamos

a nosotros mismos,

y soltando ese enojo nos quedamos

mucho más livianos...

Abrazos,

Lidia

M. Jose dijo...

Reteniendo dentro de nosotros el daño que nos han causado nos hacemos daño que otro nos ha causado nos hacemos daño a nosotros mismos. Lo mejor es dejar fluir las situaciones, tomar nuestro presente y caminar con él. Al pasado cuanto menos le hagamos caso mejor. Y perdonarnos a nosotros lo primero...
Un beso querida Silvia
MJ

Juan dijo...

Silvia

Una vez que uno perdona, ya olvida el agravio, en caso contrario, seguirá corroyendo todo nuestro espíritu.

Debemos limpiar nuestra mente y nuestra alma de todo lo que nos perturba, habrá a nuestro alrededor un ambiente de paz y de amor.

Feliz día.

Un afectuoso saludo.

Juan Antonio

Abedugu dijo...

Perdonar es algo más fácil de decir que de hacer, quizás por ello nunca estaremos en paz los unos con los otros.
Un abrazo

Colo dijo...

Hermoso el poema!
Me encantó tu blog!

Besos

mary carmen dijo...

Gracias a tus palabras , y te invito a retirar msi otros dos premiso que eh dejado en msi otros blogs,
ir a

www.walktohorizon.blogspot.com y a
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

Si deseas concoerme
ir a s
www.panconsusurros.blogspot.com
dónde publique segúnpasan los años de mivida en fotos

y un picnic primaveral con mi abuela y su foro
en
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com

agradecida te saludo y dejo mi paz mary carmen

Catalina Zentner dijo...

Sí al perdón, pero no al olvido para no repetir errores. Sin rencores pero viva la memoria, en equilibrio con la realidad.

Abrazos,

julio-entuinterior dijo...

Para echar fuera de nosotros toda esa negatividad, entiendo que no basta con proponérnoslo sino que tiene que haber algo que lo haga desaparecer, como la luz hace desaparecer la oscuridad.
Y ese algo es el Amor. Y el amor está en nuestro interior. Y podemos contactar con él. Así que...
Un abrazo

amigoplantas dijo...

Hola buenas, notificando cambios:

En forma de web:

http://www.everyoneweb.es/cristalizaciones/

Por cierto, nuevas direcciones

Reyno de hayas: http://cristalizaciones.blogspot.com/
Currando por la Paz: http://migranhobby.blogspot.com/

Hada Saltarina dijo...

Lo difícil es guardar el equilibrio entre el recuerdo para que no nos vuelvan a dañar, y el perdón. Compasión no nociva ni para nosotros ni para los demás. Siempre me han llamado la atención las palabras de Jesús cuando aconseja ser manso como paloma y astuto como serpiente (o algo así). Supongo que la cosa es acumular conocimiento y desechar rencor. Difícil, eh, pero sí necesario; en eso estoy de acuerdo porque si no el que nos ha dañado nos hace un doble daño y, de alguna manera, le damos la victoria.
Un abrazo, Silvia

Silvia Gemini dijo...

Gracias Silvia por visitar mi blog y por tu palabras.Encuanto a lo que decis en este post es muy ciero el que mas se beneficia el perdonar a los demas es uno mismo ,lo dificil quizas no sea perdonar ,sino olvidar el dolor,que provoca el sufrimiento,cuando alguien hiere , traiciona , o hace daño,... o que crees que es asi,y no es asi.(los mas vengativos "creen"que los demas los odian y que siempre estan perdiendo su precioso tiempo en esta vida para hacerles daño )Muy lindo tu escrito ,un beso enorme desde Uruguay.

RAQUEL dijo...

Perdonar no significano darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a quién te lastimó, simplemente dejar de lado los pensamientos negativos que te hirieron,que te causaron daño.
Muchas veces a la persona más importante que tienes que perdonar es a tí misma.
Hay que perdonar para que uno sea perdonado, recuerda que con la vara que midas, serás medido.
Besos