martes, 17 de junio de 2008

¡ Calma mi paso, Señor !




Desacelera los latidos de mi corazón, calmando mi mente.

Disminuye mi ritmo apresado con una visión de la eternidad
del tiempo.
En medio de las confusiones del día a día, dame la tranquilidad
de las montañas.

Retira la tensión de mis músculos y nervios con la música
tranquilizante de los ríos de aguas constantes que viven en
mis recuerdos.

Ayúdame a conocer el poder mágico y reparador del sueño.

Enséñame el arte de tomar pequeños descansos: reducir mi
ritmo para contemplar una flor, charlar con un amigo,
acariciar a un niño, leer un poema, oír una música preferida.

Calma mi paso, Señor, para que yo pueda percibir en medio
de la incesante labor cotidiana de los ruidos, luchas, alegrías,
cansancios o desalientos Tu presencia constante en mi corazón.

Calma mi paso, Señor, para que yo pueda entonar el cántico
de la esperanza, sonreír para mi prójimo y callarme para
escuchar Tu voz.

Calma mi paso, Señor, e inspírame a enterrar mis raíces
en el suelo de los valores duraderos de la vida, para que
yo pueda crecer hasta las estrellas de mi destino mayor.

¡Gracias, Señor, por el día de hoy, por la familia que me diste,
mi trabajo y, sobretodo, por Tu presencia en mi vida!.

Fotografias cedidas por: joseluisavilaherrera.

7 comentarios:

Yuria dijo...

Esta lectura serena me abre las ganas de leer Salmos, que me encantan.

Siempre dejas palabras de paz, querida Silvia.
Me despido, pero haciendo una segunda lectura más meditada de tus líneas.

Que sigas bien. Besos.

Lidia M. Domes dijo...

El agradecimiento siempre ensancha el corazón...

Abrazos, mi amiga querida!!!

Lidia

AGUALUNA dijo...

Que bella sùplica Silvia, con tanta humildad, con tanta dulzura, con tanta entrega con tanta verdad.

Y si, nuestro amado Señor, siempre nos darà esa calma, para nuestra alma y para dàrsela al que lo necesita, cuando nuestra fè es muy fuerte.

Èl, siempre està con nosotros.

Un beso enorme mi querida amiga y discùlpame si no paso muy seguido, pero tengo problemas con internet, espero me comprendas.

Agualuna

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Hermosa oracion que serena el alma.

Que Dios te bendiga, Teresa

Hada Saltarina dijo...

Hacía unos días que no te visitaba, y me alegra mucho hacerlo y encontrar esta oración tan serena. Gracias, Amor, por tus posts.
Un abrazo

Joana dijo...

que maravillosa plegaria!!
que te entrega paz y amor, te lleva a reflexionar la necesidad de hacer una pausa en la vida.
muchas veces le he pedido a Dios esto :
Desacelera los latidos de mi corazón, calmando mi mente.

Silvia no te puedes imaginar todo lo que representa estas palabras para mi!
ha sido maravilloso leerlas!
Gracias!

Joana dijo...

Por lo especial que eres me gustaria compartir algo contigo!

Click aquí

Besitos.